Vivienda Saludable

Uno de los objetivos de la empresa Desarrollos Inmobiliarios de Occidente es la construcción de vivienda saludable; crear un espacio de residencia que promueva la salud, cumpliendo con las siguientes condiciones fundamentales: tenencia y ubicación seguras, estructura adecuada, espacios suficientes, acceso a los servicios básicos, muebles y utensilios domésticos y bienes de consumo seguros, entorno adecuado y uso adecuado de la vivienda.

Las condiciones de la vivienda han sido reconocidas desde hace tiempo por la Organización Mundial de la Salud como una de las principales determinantes de la salud y el bienestar humano. El estado poco saludable de las viviendas afecta la salud de millones de personas en la América Latina y el Caribe. Se considera que 160 millones de habitantes –el 40% de la población de A.L. y el Caribe- no disponen de viviendas adecuadas. La contaminación del aire en interiores, la humedad, el plomo, los compuestos orgánicos volátiles, el ruido, los residuos sólidos, la falta de higiene y de condiciones sanitarias son algunos de los peligros a la salud a los que se está expuesto cuando no se ha seleccionado cuidadosamente la vivienda que una familia adquiere.

La vivienda es mucho más que un mero cobijo que nos resguarda de las inclemencias climáticas; si bien es una necesidad básica, debe contemplarse como un espacio personal que potencie el bienestar en un marco de salud global. La vivienda, la casa, el lugar donde vivimos, debería estar diseñado y concebido como un verdadero hogar; un espacio para la vida, que propicie al máximo la salud y el bienestar de nuestro organismo, tanto a nivel físico como mental… Un hogar saludable se define como un espacio de vida que aporta confort, propicia la relajación, permite compartir experiencias, las vivencias, el descanso, y ayuda a realizar la reconexión y la regeneración diaria de nuestro cuerpo y nuestra mente.

(Mariano Bueno, experto en geobiología y bioconstrucción.)

Una vivienda saludable es aquella que reúne unas condiciones arquitectónicas y estructurales adecuadas y que, cumple unos requisitos que previenen las enfermedades y nos permiten vivir en condiciones óptimas.

El lugar donde esté construida es muy importante, así como la orientación de la vivienda, sus condiciones climáticas, los ecosistemas de su entorno, la radiación ambiental y artificial. En espacio Turqueza se han seleccionado cuidadosamente los materiales de construcción para las 36 casas que conforman este exclusivo fraccionamiento: la tierra, la madera, los ladrillos, la cal… porque son materiales
aptos para una construcción “saludable”.

Algo tan sencillo como utilizar las ventanas adecuadas o la ventilación cruzada en tu hogar, puede hacer que ahorres energía y, sobre todo, que ganes en salud.

La orientación de tu casa te permitirá utilizar más la luz solar y gastar menos energía para enfriarla. La reutilización de las aguas grises también te ayudará a gastar menos agua y a contaminar menos. Los electrodomésticos, sistemas y aparatos eléctricos gastan una gran parte del consumo total de la vivienda; antes de adquirirlos debemos pensar si son necesarios y en su caso, elegir siempre la opción más eficiente.

La calidad de vida en el entorno de vivienda tiene una importancia crucial: somos lo que comemos pero también somos lo que respiramos y somos lo que vivimos. Si vivimos en un ambiente saludable seremos personas saludables, felices y realizadas; si tenemos nuestro hogar en Espacio Turqueza la calidad de nuestra vida tendrá significado y sentido y nos permitirá desarrollarnos mejor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *